Carta Semanal de Josep Miró:

Concordia, dificultades y confianza

 

 

 

 

Josep Miró i Ardévol | 08 noviembre, 2017


 

Estimado amigo/Estimada amiga:

 

La última encuesta del CEO sobre la independencia permite observar cómo los católicos estamos prácticamente divididos por la mitad, unos a favor y otros en contra. Es una excelente ocasión para que mostremos cómo podemos construir la concordia.

En efecto, la concordia que es aquella virtud del corazón que nos permite vivir juntos buscando la comprensión mutua y trabajando en común en lo que es posible, no exige renunciar a las propias convicciones. Lo único que pide es capacidad para escuchar, dialogar, llevar a cabo un debate racional e intentar entender la posición del otro. Desde la perspectiva cristiana estas actitudes deberían verse beneficiadas por el mandato de fraternidad y amor que en teoría nos profesamos. El pueblo de Dios que vive en la comunión no puede incurrir en la brutal contradicción de que al mismo tiempo vivamos enfrentados.

De ahí que el primer ámbito para reconstruir la concordia en nuestro país pueda empezar sólidamente si conseguimos practicar el diálogo entre nosotros desde al menos el respeto y aún mejor desde un sentimiento de fraternidad.

Si empezamos a llevar a cabo esta tarea, nuestro ejemplo puede irradiar sobre el conjunto de la sociedad catalana y este sería un servicio solidario y extraordinario que podemos llevar a cabo.

Como ya os he comentado en anteriores cartas, hemos asumido esta concordia como uno de los fundamentos de nuestro trabajo junto con otras entidades cristianas de nuestro país.

Como sabéis mañana jueves (9 de noviembre) a las 19: 15h. tenemos un primer encuentro en nuestra sede con aquellos que están interesados ​​en este ámbito. A partir de ahí, empezaremos a trabajar con otras asociaciones y grupos con el objetivo de desarrollar actividades públicas tras las elecciones y que se extenderán a lo largo del año que viene. Además de los eventos presenciales, buscaremos tener una fuerte presencia en internet directamente y también mediante Católico. Pero no demasiado.

Aprovecho la ocasión para dirigirse uno de los últimos vídeos que hemos colgado en Católico. Pero no demasiado: https://www.facebook.com/CatolicPeroNoMassa/. Nos gustaría recibir tus comentarios.

Por ahora nuestro principal problema es de naturaleza financiera. También se lo he comentado en otras ocasiones, con una escasa acogida, por cierto. La situación es bastante difícil como para que seguramente nos veamos obligados a convocar una asamblea extraordinaria para la primera quincena de diciembre para tratar exclusivamente esta cuestión. Si esto fuera así, previamente os haríamos llegar un resumen de cuál es la situación.

Dicho todo esto, creo que es mi deber llamar a la esperanza y la confianza en lo que somos capaces de hacer y de transformar. Sabéis tan bien como yo que el Nuevo Testamento está repleto de referencias sobre cómo las dificultades nos han de alegrar porque son pruebas que mejoran nuestra fe. Es así como debemos afrontar la realidad porque ésta es precisamente la condición del cristiano: la plena confianza en la providencia de Dios Nuestro Señor Jesucristo.

 

Un saludo afectuoso en Cristo,

 

Josep Miró i Ardèvol