Colaboraciones

 

Exhortación apostólica postsinodal Christus Vivit, del Papa Francisco

 

 

09 septiembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

El Papa Francisco nos prometió una carta con las conclusiones y líneas de acción a seguir, y, ¡aquí está!,  publicada el 03 de abril de 2019. “Una carta que recuerda algunas convicciones de nuestra fe y que al mismo tiempo alienta a crecer en la santidad y en el compromiso con la propia vocación” (Christus Vivit). Una carta escrita por el Papa desde el corazón, fruto de una escucha sinodal a la Iglesia.

Christus Vivit está compuesta de nueve capítulos divididos en 299 puntos. Es un tipo de documento oficial papal, por el que el Papa da indicaciones pastorales sobre un tema concreto. Habitualmente, es un documento por el que el Papa comunica a la Iglesia las conclusiones de un Sínodo.

En la exhortación apostólica Christus Vivit, Cristo vive, el Papa Francisco se dirige a toda la Iglesia, pero en especial a los jóvenes del mundo. Se trata de una reflexión que busca estimular a todos y ofrece planteamientos generales para el discernimiento eclesial en esta materia. Fue firmada el pasado 25 de marzo en Loreto (Italia). Es la cuarta exhortación apostólica del Papa Francisco. Antes se publicaron Gaudete et Exsultate (2018), Amoris Laetitia (2016) y Evangelii Gaudium (2013).

Esta exhortación apostólica es el resultado del Sínodo de los Obispos sobre “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” que se celebró del 3 al 28 de octubre de 2018.

Entre los temas de los que habla el Papa encontramos, entre otros, los siguientes: una Iglesia joven que se renueva, la heterogeneidad de la juventud, María como referente para los jóvenes, la juventud en un mundo en crisis, los migrantes, los problemas de los jóvenes, los abusos sexuales a los menores, la juventud como momento para el discernimiento de la vocación, la relación entre los jóvenes y los ancianos, la pastoral juvenil, la vocación al matrimonio y la vocación a la vida consagrada.

Francisco comienza la exhortación con esta frase: “Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida … ¡Él vive y te quiere vivo!”.

El Papa hace un breve recuento del camino seguido para llegar a este documento: “Me he dejado inspirar por la riqueza de las reflexiones y diálogos del Sínodo del año pasado”. Y añade: “De ese modo, mi palabra estará cargada de miles de voces de creyentes de todo el mundo que hicieron llegar sus opiniones al Sínodo. Aun los jóvenes no creyentes, que quisieron participar con sus reflexiones, han propuesto cuestiones que me plantearon nuevas preguntas”.

El gran objetivo que se plantea el Papa es transmitir a los jóvenes el mensaje: “Dios te ama”. Para ello, siguiendo las recomendaciones del Sínodo, aboga por una Iglesia de puertas abiertas y sensible a las grandes cuestiones sociales, incluida la igualdad de la mujer.

“La gran invitación ahora es que los jóvenes puedan leer este texto con el corazón abierto y pensar con, la creatividad que es propia de los jóvenes y que el Papa tanto destaca en la exhortación, la forma de transmitir y de poner en práctica aquello que el Papa nos pide”, expresó el Secretario del Dicasterio Laicos, Familia y Vida, P. Alexandre Awi Mello.

Además, P. Alexandre destacó que la nueva exhortación apostólica postsinodal Christus vivit es “un texto hermoso, en el cual el Papa abrió el corazón y se dirige muy directamente a los jóvenes”.

El P. Awi Mello recordó que “obviamente todo se juega en las canchas chicas, en las parroquias, en los movimientos, en las diócesis, en las conferencias episcopales”.

Sobre el nombre de la exhortación, indicó el P. Alexandre que “dice mucho, lo que tenemos que hacer es anunciar el Amor de Dios que se manifiesta en Cristo, que tiene un mensaje de salvación a todos los jóvenes, y eso se da en la fuerza del Espíritu”.

En esta línea, el Secretario del Dicasterio Laicos, Familia y Vida reconoció que “es un texto muy original en que el Papa, por ejemplo, habla mucho de la Biblia, de cómo hay textos de jóvenes en la Biblia, y cita a tantos santos jóvenes que yo mismo aprendí a conocer”.

“Es muy concreto y tampoco deja de hablar, dijo el P. Awi Mello, de los temas centrales del Sínodo, por ejemplo el mundo digital, los migrantes, el triste y difícil tema de los abusos” y añadió también que el Papa “aprovecha para citar algunos textos que él mismo dirigió, por ejemplo a los jóvenes en Panamá, es decir, que es muy actual el texto, por ejemplo, cuando habla de que María es la ‘influencer’ de Dios, presenta a María como ejemplo de un santo joven, la santa por excelencia pero que fue joven en el momento que decidió su vocación, que dijo su sí”, afirmó.

De este modo, P. Awi Mello señaló que “es un texto que seguramente va a llegar al corazón de los jóvenes y que tienen que leer con calma, con tranquilidad, descubriendo también la forma de hacer llegar a todos los jóvenes, porque el lenguaje es fácil, no es complicado”, pero también animó a que los jóvenes “puedan ser protagonistas en este proceso de transmitir esta exhortación, estas palabras del Papa a los otros jóvenes”.

En la presentación del documento en el Vaticano, Mons. Fabio Fabene, Subsecretario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, explicó que “La exhortación apostólica evidencia la gran potencialidad que ofrece en relación a la comunicación entre las personas, el acceso a las informaciones y a la participación en la vida social”.

“Pero no olvida, dice Mons. Fabio, sus posibles riesgos derivados del aislamiento y de la creación de un mundo imaginario y engañoso”. Por ello, “se invita a los jóvenes a vivir el ambiente digital de manera creativa”.

Mons. Fabio Fabene, señaló durante la presentación de la exhortación Christus vivit que el Papa Francisco confió a los jóvenes con fuerza y valentía “casi una misión” para estar cerca de los pastores.

Durante la presentación ante los medios de comunicación del texto de la exhortación, el Cardenal Lorenzo Baldisseri destacó el aspecto mariano de la exhortación apostólica.

En concreto, la elección del Papa Francisco de firmar el documento en la casa de María en el Santuario de Loreto el pasado 25 de marzo, Solemnidad de la Anunciación del Señor. En aquella ocasión, el Santo Padre dijo a los fieles que “la Santa Casa es la casa de los jóvenes, porque aquí la Virgen María, la joven llena de gracia, continúa a hablar a las nuevas generaciones, acompañando a cada uno en la búsqueda de la propia vocación”.

En esta línea, el Cardenal Baldisseri citó Christus Vivit para recordar que la joven de Nazaret es “el gran modelo para una Iglesia joven que quiere seguir a Cristo con frescura y docilidad” y que a su “sí” juvenil hacen eco los “síes” de tantos otros santos jóvenes de distintas épocas.

El Papa termina la exhortación con un deseo: “Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápido que los lentos y temerosos. Corran, “atraídos por ese Rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Eucaristía y reconocemos en la carne del hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos hacen falta! Y cuando lleguen donde nosotros todavía no hemos llegado, tengan paciencia para esperarnos”.