XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario

 

(17 de Noviembre)

Primera semana del salterio

 

 

 


El Evangelio del Domingo

XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario (C)
(sotodelamarina.com 14.11.2019)
por Gervasio Portilla García,
Diácono permanente y periodista

 

 

 

Primera lectura: Mal 3, 19-20a (A vosotros os iluminará un sol de justicia)
Salmo Responsorial:
Salmo 97
(El Señor llega para regir los pueblos con rectitud)
Segunda lectura: 2 Tes 3, 7-12 (Si alguno no quiere trabajar, que no coma)

Evangelio: Lc 21, 5-19
(Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas)

 

La liturgia de la Palabra hoy nos orienta hacia el juicio de Dios, especialmente el final y definitivo. La irrevocable sentencia se describe como un fuego devorador para todos los que hayan cometido injusticia y, por el contrario, como sol de justicia para los que hayan dado el verdadero culto a Dios (1ª Lectura). En ese contexto, se sitúa como elemento de fondo la destrucción del templo de Jerusalén (Evangelio). Jerusalén era el símbolo de la religión y de las instituciones del Antiguo Testamento. La profecía indica la superación del viejo mundo y de la Antigua Alianza y la inauguración de un orden nuevo y de una Nueva Alianza. El preanuncio de guerras, revoluciones y cataclismos cósmicos y de persecuciones describe de manera expresiva la maduración difícil y sufrida del reino de Dios, destinado a alcanzar, al fin, su plenitud.

 

 

 

 


Calendario Litúrgico Pastoral 2018-2019