XVI Domingo del Tiempo Ordinario

 

(21 de Julio)

Cuarta semana del salterio

 

 

 


El Evangelio del Domingo

XVI Domingo del Tiempo Ordinario (C)
(sotodelamarina.com 19.07.2019)
por Gervasio Portilla García,
Diácono permanente y periodista

 

 

 

 

Primera lectura: Gén 18, 1-10a (Señor, no pases de largo junto a tu siervo)
Salmo Responsorial:
Salmo 14
(Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?)
Segunda lectura: Col 1, 24-28 (El misterio escondido desde siglos, revelado ahora a los santos)

Evangelio: Lc 10, 38-42
(Marta lo recibió. María ha escogido la parte mejor)

 

    El conocimiento del misterio de Cristo nos lleva a la madurez de nuestra vida cristiana. La riqueza de este misterio está en que Él es para nosotros la esperanza de la gloria (2ª Lectura). Conocer el misterio de Cristo es conocer el amor que Dios nos tiene, crecer en él y responder con amor. Es abandonar el pecado y pasar a una vida nueva (Cf. oración después de la comunión). La fe en el Señor Jesús que nos salva es una disposición fundamental a lo largo de nuestra vida. Marta y María (Evangelio) saben escuchar y acoger al Señor: dos actitudes necesarias para abrirnos a la salvación. Estemos atentos al paso del Señor por nuestras vidas y como Abrahán pidámosle: «Señor, no pases de largo junto a tu siervo». En la Eucaristía acogemos al Señor escuchando su Palabra y comiendo en su banquete.

 

 

 

 

 


Calendario Litúrgico Pastoral 2018-2019