Servicio diario - 30 de diciembre de 2018


 

聲gelus: Asombro y angustia, dos elementos en los que centra su atenci鏮 el Papa
Raquel Anillo

Angelus: m嫳 de 50.000 personas oran por la RDC con el Papa Francisco
Anita Bourdin

聲gelus: "La familia es un tesoro, debemos protegerlo, defenderlo"
Anita Bourdin

San Juan Francisco de Regis, 31 de diciembre
Isabel Orellana Vilches


 

 

 

30/12/2018-12:10
Raquel Anillo

聲gelus: Asombro y angustia, dos elementos en los que centra su atenci鏮 el Papa

(ZENIT 30 dic. 2018).- A las 12 del mediod燰 de hoy, en la fiesta de la Sagrada Familia, el Papa Francisco recita el 聲gelus desde la ventana del estudio en el Palacio Apost鏊ico ante 50.000 fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro.

Estas son las palabras del Papa al presentar la oraci鏮 mariana:

 

Palabras del Papa antes del 聲gelus

Queridos hermanos y hermanas, }uenos d燰s!

Hoy celebramos la fiesta de la Sagrada Familia y la liturgia nos invita a reflexionar sobre la experiencia de Mar燰, Jos y Jess, unidos por un intenso amor y animados por una gran confianza en Dios. El pasaje del Evangelio de hoy (cf. Lc 2,41-52) narra el camino de la familia de Nazaret a Jerusal幯, para la fiesta de la Pascua. Pero, en el viaje de regreso, los padres se dan cuenta de que su hijo de doce a隳s no est en la caravana. Despu廥 de tres d燰s de bsqueda y temor, lo encuentran en el templo, sentado entre los doctores, intentando debatir con ellos. Al ver al Hijo, Mar燰 y Jos se "maravillaron" (v. 48) y la Madre expres su temor diciendo: "Tu padre y yo, angustiados, te buscamos" (ibid.).

Asombro y angustia son los dos elementos sobre los que me gustar燰 llamar su atenci鏮.

En la familia de Nazaret, no ha faltado nunca el asombro, ni siquiera en un momento dram嫢ico como el de la p廨dida de Jess: es la capacidad de maravillarse ante la manifestaci鏮 gradual del Hijo de Dios. Es el mismo asombro que tambi幯 afecta a los doctores del templo admirado "por su inteligencia y sus respuestas" (v.47). Pero qu es el estupor, qu es el maravillarse?

Asombrarse y maravillarse es lo contrario de dar todo por sentado, es lo contrario de interpretar la realidad que nos rodea y los acontecimientos de la historia solo segn nuestros criterios. Una persona que hace esto no sabe lo que es la admiraci鏮, lo que es el estupor. Sorprenderse es abrirse a los dem嫳, comprender las razones de los dem嫳: esta actitud es importante para curar las relaciones comprometidas entre las personas y tambi幯 es indispensable para curar heridas abiertas dentro de la familia. Cuando hay problemas en las familias, damos por sentado que tenemos raz鏮 y cerramos la puerta a los dem嫳, en cambio es necesario pensar qu tiene de bueno esta persona y maravillarse por eso. Si ustedes tienen problemas en la familia, piensen en las cosas buenas que tiene la persona de la familia con la cu嫮 tienen problemas, y marav璱lense de esto y esto ayudar a sanar las heridas familiares.

El segundo elemento que me gustar燰 tomar del Evangelio es la angustia que experimentaron Mar燰 y Jos cuando no pudieron encontrar a Jess. Esta angustia manifiesta la centralidad de Jess en la Sagrada Familia. La Virgen y su esposo hab燰n acogido a ese Hijo, lo custodiaban y lo ve燰n crecer en edad, sabidur燰 y gracia en medio de ellos, pero sobre todo crec燰 dentro de sus corazones; Y, poco a poco, su afecto y comprensi鏮 por 幨 aumentaron. Por eso la familia de Nazaret es santa: porque estaba centrada en Jess, a 幨 se dirig燰n todas las atenciones y preocupaciones de Mar燰 y Jos. Esa angustia que sintieron en los tres d燰s de la p廨dida de Jess, tambi幯 deber燰 ser nuestra angustia cuando estamos lejos de 匜. Debemos sentir angustia cuando por m嫳 de tres d燰s nos olvidamos de Jess, sin orar, sin leer el Evangelio, sin sentir la necesidad de su presencia y su amistad consoladora. Y muchas veces pasan los d燰s sin que yo recuerde a Jess, es muy feo, es muy feo. Deber燰mos sentir la angustia cuando suceden estas cosas. Mar燰 y Jos lo buscaron y lo encontraron en el templo mientras ense鎙ba: nosotros tambi幯, es sobre todo en la casa de Dios que podemos encontrarnos con el divino Maestro y aceptar su mensaje de salvaci鏮. En la celebraci鏮 eucar疄tica hacemos experiencia viva de Cristo; 匜 nos habla, nos ofrece su Palabra que ilumina nuestro camino, nos da su Cuerpo en la Eucarist燰, del cual obtenemos fuerzas para enfrentar las dificultades de cada d燰.

Hoy regresemos a casa con estas dos palabras, maravilla y angustia, as maravillarme cuando veo las cosas buenas de los dem嫳 y resolver as los problemas familiares yo siento angustia cuando estoy alejado de Jess.

Recemos por todas las familias del mundo hoy, especialmente por aquellas en las que, por diversas razones, hay una falta de paz y armon燰. Y los confiamos a la protecci鏮 de la Sagrada Familia de Nazaret.

 

 

30/12/2018-13:38
Anita Bourdin

Angelus: m嫳 de 50.000 personas oran por la RDC con el Papa Francisco

(ZENIT 30 dic. 2018).- El Papa Francisco or por la Repblica Democr嫢ica del Congo, con una multitud de unas 50,000 personas, reunidas en la Plaza de San Pedro y todas las personas que, en el mundo, siguieron al 聲gelus por los medios de comunicaci鏮 e Internet, este domingo 30 Diciembre de 2018, en la Plaza de San Pedro.

El Papa or por el cese de toda violencia, por las personas afectadas por el virus del 嶵ola y por que las elecciones se celebren en paz.

"Oremos juntos por todos aquellos en la Repblica Democr嫢ica del Congo que sufren violencia y 嶵ola. Espero que todos est幯 de acuerdo en mantener un clima de paz que permita unas elecciones regulares y pac璗icas. Oremos juntos: "Ave Mar燰, ...", dijo el Papa que rez un "Ave Mar燰" a estas intenciones.

Traducci鏮 de Zenit, Raquel Anillo

 

 

30/12/2018-15:06
Anita Bourdin

聲gelus: "La familia es un tesoro, debemos protegerlo, defenderlo"

(ZENIT 30 dic. 2019.- El Papa Francisco hizo aplaudir a todas las familias presentes en la Plaza de San Pedro en el 聲gelus de este domingo, 30 de diciembre de 2018, y a todos los que siguieron al 聲gelus viven desde sus casas, con motivo del Domingo de la Sagrada Familia.

"La familia es un tesoro, debemos protegerlo, defenderlo", insisti el papa que hab燰 dedicado su catequesis, antes del 聲gelus al evangelio de la Sagrada Familia, invitando a actitudes que sanen las relaciones familiares.

El Papa luego salud a varios grupos presentes en la plaza: "Os saludo a todos, romanos y peregrinos; Grupos parroquiales, asociaciones y j镽enes".

E invit a todos a aplaudir: "Hoy, env甐 un saludo especial a las familias presentes aqu. Aplaudamos a todas las familias que est嫕 aqu, as como a quienes participan en sus hogares por televisi鏮 y radio. La familia es un tesoro, siempre hay que protegerlo, defenderlo. Que la Sagrada Familia de Nazaret proteja e ilumine siempre su camino".

El Papa luego public este tweet para las familias, en su cuenta @Pontifex_es: "Que Jess, Mar燰 y Jos bendigan y protejan a todas las familias del mundo, para que reinen el amor, la alegr燰 y la paz".

Salud, haciendo un signocon la mano en la direcci鏮, de dos grupos de monjas que agitaban banderas espa隳las y polacas.

"Saludo a los religiosos mercedarios que se han reunido con ministros de varias regiones de Italia, as como con los fieles de Legnaro y Gragnano. Saludo a los exploradores de Villabate. los muchachos de la Confirmaci鏮 de la Unidad Pastoral de Codogn (di鏂esis de Vittorio Veneto) y los de algunas parroquias de la di鏂esis de B廨gamo: Curno, Palazzago, Gromlongo, Barzana, Almenno ", agreg el Papa.

Deseaba que todos terminaran el a隳 con serenidad: "Les deseo a todos un buen domingo y un final pac璗ico para el a隳. Termina el a隳 con serenidad. Les agradezco nuevamente por sus deseos y por sus oraciones. Y por favor contina orando por m. Buen almuerzo y adi鏀!"

 

 

30/12/2018-07:53
Isabel Orellana Vilches

San Juan Francisco de Regis, 31 de diciembre

亟ste ardiente defensor de la fe frente a la herej燰 calvinista, piadoso desde la cuna, fue modelo para el Cura de Ars; acudi a su tumba creyendo que le ayudar燰, y parti seguro de que por encima de sus limitaciones ser燰 sacerdote

Este patr鏮 de los jesuitas de la Provincia de Francia naci en Fontcouverte, Languedoc, el 31 de enero de 1597 en una acaudalada familia de terratenientes con 嫫bol geneal鏬ico de noble ascendencia. El peque隳 creci con tales muestras de piedad que por sus cualidades parec燰 santo ya desde la cuna. Era d鏂il, amable, servicial, atento, extremadamente sensible ante cualquier peque鎙 falta que pudiera afligir a sus padres... |n encanto de criatura! Se sent燰 inclinado a frecuentar la iglesia y rezaba con visible devoci鏮 las oraciones que hab燰 aprendido.

Hacia 1610 le enviaron a estudiar con los jesuitas de B憴iers. Dej una honda impresi鏮 en quienes le rodeaban por sus gestos de virtud y sus cualidades naturales. Entre otras muchas, pose燰 sencillez, humildad, fidelidad y sentido del humor. Sus compa鎑ros, seguramente fascinados por su rica personalidad, no se separaban de 幨 y compart燰n las inquietudes de la edad. Lejos de atraerle lo mundano, se centraba en el estudio y la oraci鏮. En una ocasi鏮 particip en una cacer燰, hecho inusual en una vida, como la suya, trazada por el ejercicio estricto de la virtud.

En 1616 ingres en el noviciado jesuita de Toulouse dando pruebas de su celo, fervor y caridad, como hab燰 hecho siempre. Se form en ret鏎ica en Cahors y estudi filosof燰 en Tournon. Fue profesor de gram嫢ica en Billom, Puy-en-Velay y en Auch, iniciando su predicaci鏮 en lugares circundantes. Su anhelo era ser sacerdote para dedicarse enteramente a los dem嫳. Y en 1628 comenz los estudios teol鏬icos mientras se entregaba a la oraci鏮 con vehemencia. Tanto le urg燰 recibir el sacramento del orden que los a隳s de estudio requeridos para ello le parec燰n un mundo, y convenci a sus superiores para que los acortaran.

El testimonio que les hab燰 ofrecido con su virtud fue su carta de presentaci鏮, y en junio de 1631 ofici su primera misa. En cambio, no pudo emitir la profesi鏮 solemne porque no hab燰 completado su formaci鏮. Cuando la epidemia de peste asol la regi鏮 de Toulouse, auxili a los enfermos con ejemplar caridad. Pero su sue隳 eran las misiones: 俑i vida 穆ara qu es sino para sacrificarla por las almas? 澧鏔o podr燰 probar yo mi amor a Dios, si no ofrezco lo que m嫳 se estima en este mundo, la salud y la vida? No me ser燰 grata la vida si no tuviere algo que perder por Jesucristo. Siento un deseo viv疄imo de ir a las misiones de los iroqueses y ofrecer mi vida por la salvaci鏮 de aquellos salvajes.

Ofreci a Dios su frustrado anhelo de evangelizar el Canad franc廥, y se centr en la predicaci鏮 en su pa疄, como le indicaron sus superiores; llov燰n las bendiciones. Con cierta rudeza en su expresi鏮 verbal, y una hondura verdaderamente inspirada, puso en marcha misiones rurales y las llev a todos los rincones. Cuando alguien cercano le acus de predicar toscamente, el superior replic: 保jal quisiera Dios que todos los misioneros predicaran con toda unci鏮 como este sacerdote. El dedo de Dios est aqu. Si yo viviera en esta regi鏮, no me perder燰 ni un solo serm鏮 de este padre.

Sus palabras vibrantes, sencillas, carism嫢icas, penetraban en el auditorio. Quienes le escuchaban, tanto en el plpito como en el confesionario al que dedicaba muchas horas, quedaban impregnados de su fe y caridad. 促adre 盧鏔o no me voy a convertir a la fe cristiana si usted me lo pide con tanta gracia?, dec燰 un penitente. Los que humanamente fueron encumbrados a la fama siendo considerados como grandes predicadores no ten燰n nada que hacer a su lado.

Alguien dijo del padre Regis 叛ue no ten燰 m嫳 que a Dios dentro de su alma, a Dios en la boca y a Dios delante de sus ojos. El secreto era sus intensas horas de oraci鏮 (apenas dorm燰 dos o tres horas en el suelo), su ferviente amor a la Eucarist燰, que recib燰 a diario en una 廧oca en la que no era usual, y su tierna devoci鏮 por Mar燰. Desde que inici la vida apost鏊ica se impuso un r璲ido ayuno, y no se desprend燰 de su cilicio. Fue agraciado con el don de milagros y el de penetraci鏮 de esp甏itus, entre otros carismas. Muchas veces ca燰 ext嫢ico. Su coraz鏮 inflamado de amor le hac燰 exclamar: 哄Oh Dios m甐, oh amor m甐 y delicias de mi coraz鏮! •s posible que yo no os pueda amar todo lo que Vos merec嶯s ser amado, y todo lo que yo deseo amaros!.

Las conversiones brotaban a su paso, aunque por su celo apost鏊ico muchas veces fue maltratado f疄ica y verbalmente por gentes de mal vivir que 幨 lograba conmover con su paciencia y dulzura. Nadie, menos an quien tuviera un m璯imo 嫚ice de sensibilidad, pod燰 pasar por su lado sin sentirse poderosamente llamado a vivir la santidad. Por algo hab燰 sido elegido para hacer frente a la herej燰 protestante, que combati con verbo encendido, muchas veces portando en sus manos el crucifijo con el que derrocaba tambi幯 las aviesas intenciones de bravucones soldados empecinados en atacar a la Iglesia.

Pas porduras pruebas de diversa 璯dole, algunas provenientes de ciertos superiores, y las acogi con verdadera mansedumbre. 俟ufrir por Jesucristo es el nico consuelo que hallo en este mundo. Se隳r, dame fuerzas para poder sufrir m嫳 y m嫳 por tu amor, suplicaba. Muri el 30 de diciembre de 1640. Clemente XI lo beatific el 18 de mayo de 1716. Y Clemente XII lo canoniz el 5 de abril de 1737. Cuando el santo Cura de Ars visit su tumba en 1804, an consciente de sus limitaciones, tuvo la certeza de que ser燰 sacerdote. Y a punto de morir, manifest: 咨odo lo bueno que he hecho se lo debo a 幨.