Diócesis de Santander | Nota de Prensa

 

PROTESTANTES Y CATÓLICOS CELEBRARÁN JUNTOS, MAÑANA MIÉRCOLES, UNA ORACIÓN EN LA IGLESIA EVANGÉLICA "NUEVA VIDA" DE PEÑACASTILLO

 

La oración conjunta se celebra con motivo de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

La Delegación de Ecumenismo de la Diócesis mantiene a lo largo del año encuentros con otras confesiones cristianas y con el credo musulmán

 

 

Santander, 19/01/2021


 

 

 

 

 

Con motivo de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, católicos y protestantes se unirán para celebrar una oración conjunta mañana, miércoles 20, en la iglesia "Nueva Vida" de Peñacastillo, a las 20,00 horas.

El templo Nueva Vida es el lugar donde los miembros de la iglesia Evangélica pentecostal celebran sus cultos, y su pastor es Julio García Celorio, que también es presidente del Consejo Evangélico de Cantabria.

Al acto de mañana acudirá en representación de la Iglesia Católica el delegado diocesano de Ecumenismo y de relaciones Interconfesionales de la Diócesis de Santander, el sacerdote Daniel Gutiérrez Jordán, que asistirá acompañado de cuatro fieles más.

Debido a las restricciones sanitarias por el COVID-19 y a las reducidas dimensiones del templo, la oración ecuménica será retransmitida en directo a través de la página de facebook de la Iglesia Nueva Vida de Santander.

Desde el año 1910, la Iglesia católica celebra esta Semana de la Unidad, conocida también como, “Octavario”, durante la cual se piden oraciones y gestos concretos en favor de la comunión de las distintas confesiones. El lema de este año es, “Permaneced en mi amor y daréis fruto en abundancia”.

Daniel Gutiérrez Jordán explicó que este epígrafe quiere destacar “la importancia de la unidad” entre las distintas confesiones y credos, para lo cual se pide al pueblo de Dios que durante este octavario “se eleven oraciones al Señor” para que conceda el “don de la unidad”. La Semana de Oración por la Unidad de los cristianos se inicia el día 18 y concluye el 25 de enero, fiesta de la Conversión del Apóstol San Pablo.

En esta convocatoria universal y anual de la Iglesia, se recuerda que “coexiste una parte de Verdad” que comparten todas las confesiones cristianas. También se recuerda a los numerosos cristianos que sufren persecución y martirio por no renunciar a su fe, como sucede en diferentes países del mundo.

 

Solidaridad con Nueva Vida

Pero la presencia de la delegación de los fieles católicos en la celebración de mañana en la iglesia de Nueva Vida servirá también para “mostrar su solidaridad” ante los hechos ocurridos en el pasado día de Navidad, en el que a la entrada de esta Iglesia Evangélica de Peñacastillo se encontraron bolsas con ratas muertas y carteles con mensajes como “Fuera ratas protestantes y luteranas”.

Por este motivo, el obispo de Santander, monseñor Manuel Sánchez Monge y, en su nombre, el Delegado de Ecumenismo de la Diócesis, D. Daniel Gutiérrez Jordán, manifestaron mediante una nota enviada a la Prensa “su más absoluto rechazo y condena ante tales actos que de ninguna manera pueden tener cabida en un creyente en Jesucristo”.

 

Contactos con otras confesiones

Los miembros de la Delegación Diocesana de Ecumenismo y relaciones Interconfesionales mantienen a lo largo del año contactos con miembros de otras confesiones y credos con presencia en Cantabria.

Así, hace escasos días, Gutiérrez Jordán celebró un encuentro con el secretario nacional de la Federación Musulmana en la que estuvo también presente el secretario en Cantabria de dicha federación.

Por otro lado, desde hace muchos años existe una comunidad protestante compuesta en su mayoría por mujeres alemanas “que tradicionalmente han profesado un notable espíritu ecuménico” hacia la Iglesia Católica.

 

Iglesia Ortodoxa

De otra parte, una ermita radicada en la calle General Dávila 57 de Santander, fue cedida hace años por el Obispado de Santander a la comunidad ortodoxa donde se constituyó la parroquia ortodoxa rumana de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo. Así, todos los domingos y con motivo de algunas fiestas hay una celebración eucarística a la que acuden cristianos rumanos, moldavos, así como un grupo de búlgaros y rusos.