En voz baja

 

140.000 peregrinos visitaron Guadalupe en el Año Jubilar

 

 

 

12/09/22


 

 

 

 

 

El arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro, ha clausurado el año santo guadalupense en la basílica del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe: “Cerramos un año jubilar en esta casa de la Madre, casa de sanación donde siempre somos acogidos en el corazón de su Hijo”.

Este Año Jubilar comenzó el 3 de agosto de 2020, en el que más de 140.000 peregrinos y visitantes han cruzado la puerta santa, que ha sido cerrada simbólicamente por el arzobispo de Toledo con una solemne Eucaristía.

Francisco Cerro Chaves, durante su homilía, ha glosado la carta que el Papa Francisco remitía, a los obispos de Toledo, Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia, con motivo del año jubilar guadalupense, el pasado 31 de mayo de 2021. Por ello, Cerro ha aconsejado vivamente leer esta carta y ha subrayado las “tres claves” que el Papa quiso subrayar con motivo de este jubileo: conversión, abandono filial para vivir la confianza, y la tercera clave es “un proyecto de vida”.

También ha agradecido al Papa Francisco su cercanía y amor demostrados durante los dos años del jubileo.

A la clausura del Año Jubilar han acudido representantes eclesiales y civiles.