Colaboraciones

 

Valor social de la familia

 

18 septiembre, 2020 | Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

 

 

 

Diversos escritos de la filosofía clásica ponen de relieve el valor social de la familia:

Aristóteles dice que es la comunidad instituida por la naturaleza para atender las necesidades que se presentan en la vida cotidiana. Cicerón la llama «principium urbis et quasi seminarium rei publicae», para poner de relieve su lugar prioritario en la vida social, porque es su fundamento. En forma semejante se expresan los estudiosos del nacimiento, crecimiento y decadencia de las civilizaciones humanas, por ejemplo P. Sorokin, Ch. Dawson, etc.; estos autores constatan que el desarrollo de las civilizaciones depende del tenor de los valores familiares presentes en la cultura. También la doctrina cristiana ha puesto de relieve el papel de la familia como célula primaria de la Iglesia y de la sociedad. Esto es así porque Dios la ha querido y constituido como la cátedra del más rico humanismo y la primera escuela de las virtudes sociales: por institución divina, la familia es el alma de la vida y del desarrollo de la entera sociedad. Por eso la familia debe ser estimada como la célula básica de la sociedad, en sus diversos aspectos.